CIEN MIL PESOS DIARIOS DESAPARECIERON DURANTE EL TRIENIO DE LORENZO DE CIMA DWORAK SEGÚN RESULTADO DE LA INVESTIGACIÓN DEL ASF, MÁS LO QUE RESULTE

La Prensa Sonora
2018-10-25


Por: Ricardo López
Guaymas, Sonora.- “Las matemáticas no mienten y hasta el rata más astuto los números lo delatan”, así dice mi padre todavía desde la casa que nos vio nacer y crecer, dato que la Dirección de Seguimiento “B” de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), a cargo de la maestra Claudia María Bazúa Witte, le ha refutado en la cara al ex alcalde y actualmente regidor en Guaymas, Lorenzo De Cima Dworak, en oficio número DGS”B”/835/2018.

La notificación de la no solventación del pliego de observaciones formulado en este puerto de Guaymas, Sonora, fue parte de una requisición del Congreso del Estado donde de manera imponente y enérgica el diputado Rodolfo Lizárraga Arellano solicitó primeramente a su bancada del grupo parlamentario del PT y posteriormente al resto de los legisladores locales, se verificara la aprobación de la cuenta pública del puerto, ya que según exponían en tribuna resultaba que estaba aprobada, junto a otros municipios.

Tras votación favorable a la petición de Lizárraga Arellano, la  reprobación de la cuenta pública en Guaymas, se dio, basada en dicha petición comprobable por el faltante de documentación y base de datos de las nóminas pagadas por el municipio, cuando el ciudadano Lorenzo De Cima Dworak dirigía las arcas de portenses.

El programa anual de auditorías para la fiscalización superior de la cuenta pública 2016, da como resultado que los números en la administración 2015-2018 eran irregulares, es decir después de analizar la información y documentación proporcionada a la ASF, esa misma no presentó los elementos necesarios para la solventación del pliego de observaciones por la cantidad de 91 millones 786 mil 528 pesos con 64 centavos.

Tras la declaratoria oficial mediante la documentación, INFOGUAYMAS, trato de evaluar los días laborales por el presidente municipal, haciendo un lado los sábados y domingos que no se presentó, días no laborables o festivos, vacaciones, la incapacidad por la supuesta picada de araña y los días que también faltó como alcalde y candidato a la reelección histórica del empresario pesquero.

Dicha valoración de los días laborables de Lorenzo De Cima, da como resultado un aproximado de 900 días, los cuales sí multiplicamos por cien mil pesos diarios, arroja una cifra muy similar a la que la auditoría indagó, cantidad que costó al pueblo guaymense diariamente durante su mandato por cien mil pesos diarios que desaparecieron y hasta la fecha no se ha podido comprobar donde quedó ese recurso.

Dentro de su administración los medios de comunicación informamos puntualmente lo que estaba pasando financieramente, aun dejando a un lado los ríos de sangre que corrieron por calles, callejones y avenidas del puerto, así mismo se notificó los supuestos desvíos de recurso con la cortina de humo que le ocasionaron intencionalmente a la empresa ambientalista PASA, para presentar gastos mediante empresas ajenas rentadas para la recolección de basura, gastos que cobraron excesivamente por parte del ayuntamiento por un servicio deficiente que obligó a la ciudadanía a protestar en numerosas ocasiones, al grado de ser tema nacional, lastimando la imagen del destino turístico.

Carnavales fraudulentos donde las familias guaymenses mostraron el repudio ante la pésima y sin vergüenza administración, dejando de asistir históricamente a la máxima fiesta del puerto, hechos lamentables como la exhibición del mismo alcalde dentro de una sesión de cabildo donde dejó claro como sobornó a los regidores y cómplices de la pesadilla que hoy en día se vive.    

El acabose del cinismo y el mismo engaño en el que vive todavía el ahora regidor, fue postularse a una reelección para seguir gobernando, misma que le costó dejar aun Partido Acción Nacional peor de como lo había “golpeado” su ex jefe Guillermo Padrés Elías, candidatura que dentro de la historia del municipio de Guaymas remarca a Lorenzo De Cima Dworak, como el peor presidente que se haya tenido y primer ex alcalde regidor que está al borde del precipicio en una investigación ya no de las tres letras ASF, si no de las tres letras PGR, que podría costarle su libertad ante los ojos de un pueblo que no moverá un solo dedo por defender su postura y posición.

Comentarios de esta nota
Comenta esta nota
Medios Internacionales