Amaga Trump con paralizar su gobierno si no se sella la frontera

La Jornada
2018-02-08

El presidente Donald Trump amenazó hoy con cerrar las operaciones del gobierno si la legislatura no cierra la frontera con México. 

Con ello, una vez más, la disputa política del país más poderoso del mundo gira –por órdenes del presidente– sobre el muro fronterizo y la persecución del sector más vulnerable: los inmigrantes. 

Me encantaría ver un cierre si no podemos resolver estas cosas, afirmó. Y agregó que si tenemos que cerrar porque los demócratas no quieren seguridad, entonces cerremos, declaró Trump en una reunión con legisladores y funcionarios de seguridad pública supuestamente enfocada en la violencia de pandillas. 

Mientras tanto, Trump utilizó –como todos esperaban– el accidente que resultó en la muerte de un jugador profesional de futbol americano de Potrillos de Indianapolis y su chofer de Uber. Manuel Orrego Savala, el conductor ebrio que supuestamente atropelló al atleta Edwin Jackson, fue identificado como un inmigrante indocumentado de nacionalidad guatemalteca que ya había sido deportado dos veces. Trump tuiteó: “es una desgracia que una persona (que vive) ilegalmente en nuestro país mató a (…) Jackson. Esta es sólo una de tantas tragedias prevenibles. Tenemos que lograr que los demócratas sean firmes sobre la frontera y con la inmigración ilegal. Rápido”. Otros legisladores se sumaron a este llamado. 

Por otro lado, el jefe del gabinete de Trump, el general retirado John Kelly, comentó en una reunión con legisladores que la propuesta del presidente para legalizar a 1.8 millones de dreamers, jóvenes indocumentados que llegaron al país siendo menores de edad, a cambio del muro fronterizo, la expulsión masiva de inmigrantes indocumentados y limitar dramáticamente la inmigración legal, es una oferta sumamente generosa, y advirtió que es posible que si el Congreso no actúa antes del 5 de marzo, cuando caduca el programa de protección de la deportación de los dreamers implementada por el gobierno de Barack Obama y anulada por Trump, la Casa Blanca probablemente no la extenderá. 

La propuesta para limitar el flujo migratorio legal, presentada por Trump en enero, postergaría cinco años la fecha en que se calcula que los estadunidenses blancos se convertirán en una minoría, ya que la reforma afectaría de manera desproporcionada a inmigrantes de América Latina y África, con base en un análisis del Washington Post. Según el censo nacional, las minorías superarán a los blancos no hispanos en este país en 2044.

Comentarios de esta nota
Comenta esta nota
Medios Internacionales